Disfruta de tu propio spa en casa

Tener un spa hinchable o privado en casa es algo realmente maravilloso que permite descanso y relajación, es un espacio ideal para compartir con la familia, la pareja o los amigos, quien no desea disfrutar de una noche romántica con su pareja en un spa, disfrutando de un buen vino, o divertirse con los niños durante el fin de semana.

Instalar un spa en casa no requiere de una gran inversión y además en una tarea bastante sencilla que podemos acometer nosotros mismos, para hacerlo se debe considerar los siguientes puntos:

  • Si se desea instalar el sapa en un espacio interior, se debe verificar que el área cuente con una buena ventilación, si se instala en el exterior se debe prever una cubierta isotérmica para mantenerlo tapado mientras no se use.
  • La superficie donde se coloque debe ser firme y bien nivelada; se debe contar con una toma de electricidad cercana al lugar de instalación.
  • Se debe contar además con una toma de agua y punto de desagüe.

Una vez tengas instalado el spa en casa debes tener en cuenta:

  • Para que puedas utilizar el agua durante unos seis meses debes controlar que su PH se mantenga entre 7,2 y 7,8 y el bromo residual entre 3 y 6 ppm.
  • Utiliza una temperatura adecuada, se recomienda mantenerla entre los 37º y 40º, así el spa podrá usarse más eficientemente.
  • Utiliza el spa inicialmente en sesiones cortas hasta que tu cuerpo se acostumbre a él, luego podrás incrementar su duración.
  • No dejes a los niños solos en el spa.
  • Cuando no se use el spa debe cubrírsele con la manta isotérmica.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *